Del deporte extremo a las finanzas

Ailin do Pazo Glave, de Ushuaia, se mudó con tan sólo 18 años a la ciudad de Buenos Aires. Diez años después ya se encuentra instalada y al hablar con ella no se percibe ningún modismo de su ciudad natal.  Apasionada por el deporte y por las finanzas, esta joven de 27 años cuenta con una carrera de grado y un master en Finanzas. Hoy trabaja en el área de Asset Managment de Criteria. Central de Fondos conversó con ella para conocer más de su historia … ¿Nos acompañan?

Pasó de practicar esquí nórdico profesional a economista, pero… ¿Cómo fue ese proceso? A los 17, compitió en Estados Unidos y tuvo la oportunidad de quedarse allá compitiendo y estudiando. Su desempeño era muy bueno y entonces las ofertas no tardaron en llegar. Sin embargo, su verdadera pasión estaba en otro lado. Eligió venirse a Buenos Aires a estudiar economía, porque “estaba muy decidida a ser economista”, según cuenta.

Al terminar la secundaria, dejó su ciudad natal y su familia para venir a probar suerte en Capital. Su primer año en Buenos Aires para ella fue difícil porque “se extraña”. Pasó a vivir en un edificio. Dormir en altura le parecía rarísimo y el ruido de la urbe le hacía difícil conciliar el sueño.

Estudió la Licenciatura en Economía en la Universidad de Buenos Aires y recuerda con cariño la última parte de la carrera. “Descubrí que un economista no es sólo una línea de oferta y demanda, se aprende dinámica y equilibrio general. Las últimas materias te dan esa forma de pensar”, dice. Ni bien terminó su carrera comenzó la Maestría en Finanzas, en UCEMA. Relata Ailin que estos conocimientos le permitieron tener las herramientas necesarias para la toma de decisiones.

Central de Fondos: ¿Cómo decidió pasar del deporte extremo a la economía?
Do Pazo Glave:  La historia es cómica. En el secundario, un profesor que me tenía de punto me  preguntó en el medio de la clase tres cosas específicas: qué es una Lebac, qué es una Nobac y cuál es el rol del Banco Central en la economía. “Para la semana que viene, por favor”. Me mató, tenía 14 años. Ahí empecé a leer a todos los grandes escritores, Keynes, Smith, a todos. El último día de clases mi profesor me pidió disculpas por haberme prejuzgado, pero yo ya había decidido estudiar economía en Buenos Aires.

Central de Fondos: Dentro de las finanzas, ¿qué se imagina haciendo a futuro?
Do Pazo Glave: “Hoy estoy muy conforme trabajando y aprendiendo en Asset Managment, sistematizando y haciendo más eficiente el trabajo para mejorar en la toma decisiones. El arbitraje, por ejemplo, es una teoría muy interesante. En el mundo hay gente que está todo el tiempo buscando formas de hacer rentabilidad libre de riesgo producto de los arbitrajes. Falta innovación en Argentina y habilitaciones técnicas (como la posibilidad de vender en corto un activo) para desarrollar lo mismo, encontrar estas oportunidades me fascina. Me encantaría hacer un fondo que aplique en su cartera estas ideas y que las personas puedan invertir en ellas”.

Hoy, instalada en Buenos Aires, luego de 10 años vuelve a Ushuaia a ponerse los esquíes. Nunca dejó de correr, de ir al gimnasio, pero no a los niveles que entrenaba cuando era adolescente. Hoy prioriza su profesión, capacitándose, pero no dejó de entrenar nunca. “Encontré el equilibrio entre el deporte y mi desarrollo profesional”, cierra.

 

Equipo CdF

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *