Historias que inspiran: Warren Buffet, inversor por naturaleza

Invertir es fácil, lo difícil es hacerlo bien. Para ser exitoso en el mundo financiero hay ciertas aptitudes que se pueden entrenar y una buena manera de aprender es mirando en retrospectiva las estrategias que llevaron a algunos de los inversores más pr´osperos al éxito.

El mundo de la inversiones es apasionante y cualquiera puede ser parte. Eso sí, para ser exitoso es necesario contar con ciertas cualidades, entre ellas, paciencia, amor por el riesgo y mentalidad a largo plazo.  A lo largo de la historia, varios personajes saltaron a la fama por sus estilos únicos y diversas estrategias de inversión. Como todo, algunos sobresalieron más que otros y quizás el caso de Warren Buffet sea el más representativo. Este empresario estadounidense es considerado uno de los más grandes inversores en el mundo. Repasemos un poco su historia y algunas de sus enseñanzas.

Warren Edward Buffett nació en la ciudad de Omaha, Estados Unidos en 1930 y desde pequeño mostró interés en el mundo de las inversiones, especialmente en las acciones. De hecho, según cuenta la historia, a los 11 años visitó por primera vez la Bolsa de Valores de Nueva York e inmediatamente compró acciones: tres de Cities Service Preferred para sí mismo y tres para su hermana. Años más tarde compró una pequeña granja gracias a unos ahorros que juntó vendiendo diarios y estos fueron tan solo los primero pasos para el empresario apodado como “el oráculo de Omaha”.

Hoy, a sus 88 años, la experiencia de Buffet se ha convertido en inspiración y guía para todo inversor. Para comprender mejor su visión en los negocios, podemos comenzar citando sus propias palabras: “La mayor sabiduría que alcancé en mi vida me la dieron mi padre y mi abuelo, y ese es el único secreto de mi éxito. Me hablaron de la bola de nieve en la que tú tienes que convertirte. Una piedra en lo alto de una montaña, a la que se le va pegando nieve mientras baja. Así es el dinero, si recorres el camino correcto, si te diriges al tipo correcto de nieve, se te va pegando cada vez más”.

En la actualidad, Buffet invierte principalmente en los medios de comunicación, seguros y empresas de consumo. Una de sus principales enseñanzas es la de invertir solo en el “Círculo de Competencia”, una teoría que propone invertir únicamente en empresas que entendemos a qué se dedican. Lógicamente esto envuelve cierta subjetividad ya que cada inversor deberá decidir en base a sus preferencias y conocimientos. Este concepto es tan importante en la gestión de un portafolio de inversiones porque una vez que comprendemos el negocio, podemos calcular con más precisión su nivel de riesgo y rentabilidad.

A continuación, una selección de las frases más interesantes de Warren Buffet para comenzar a tomar sus consejos hoy.

“Nunca invierta en un negocio que no pueda entender, como tecnologías complicadas”

“Si no puede ver caer un 50% su inversión sin pánico, no invierta en el mercado de valores”

“No intente predecir la dirección del mercado de valores, la economía, los tipos de interés o las elecciones”

“Compre compañías con buen historial de beneficios y posición dominante de mercado”

“Sea temeroso cuando otros son codiciosos y viceversa”

“El optimismo es el enemigo del comprador racional”

“La capacidad de decir ‘no’ es una enorme ventaja para un inversor”

“Gran parte de éxito puede atribuirse a la inactividad. La mayoría de los inversores no resiste la tentación de comprar y vender constantemente, pero la piedra angular debe ser el letargo, bordeando la pereza”

“Las oscilaciones salvajes de precios están más relacionadas al comportamiento de los inversores que a los resultados empresarios”

“Un inversor necesita hacer muy pocas cosas bien si evita grandes errores. No es necesario hacer algo extraordinario para conseguir resultados excelentes”

“No tome seriamente los resultados anuales, sino los promedios de cuatro o cinco años”

“Invierta siempre a largo plazo”

“Es absurdo el consejo de que nunca se quiebra tomando un beneficio”

“Recuerde siempre que el mercado de valores es maníaco-depresivo”

“Compre un negocio, no alquile las acciones”

“Busque empresas con mercados amplios, fuerte imagen de marca y consumidores fieles, como Gillete o Coca Cola”

“Busque compañías con gran capacidad de generación de efectivo y que, una vez en marcha, no necesiten grandes reinversiones”

“Mientras más absurdo sea el comportamiento del mercado, mejor será la oportunidad para el inversor metódico”

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *