5 consejos para mejorar tus finanzas personales

En Argentina la educación financiera es una gran asignatura pendiente. Desde la vuelta de la democracia, la relación de los argentinos con las finanzas está ligada a conceptos negativos como devaluación, inflación y recesión. En este sentido, la gente no ha sabido más que volcarse al dólar o al clásico plazo fijo como únicas alternativas de ahorro. Sin embargo, hay otras opciones para proteger nuestras finanzas personales, y en algunos casos, para maximizarlas pero para eso, se necesitan herramientas y organización. A continuación, compartimos algunos consejos útiles para tomar el control de las finanzas personales y proteger el patrimonio con miras a futuro.

  • Sacale provecho a Google
    Para poder tener el control real de tu dinero y aprovecharlo al máximo, es necesario que le dediques un tiempo a aprender sobre finanzas personales. En la actualidad, internet permite hacerlo sin necesidad de asistir presencialmente a cursos o seminarios, basta con dedicar unos minutos al día para leer sitios, blogs, o ver videos especializados en el tema. Lo más importante es no frustrarse y ser paciente con uno mismo. Te sorprendería la cantidad de gente que no conoce el verdadero significado de “invertir”, y mucho menos de “rendimientos”, “acciones” o “duration”. Por eso, ir aprendiendo nuevas palabras y conceptos te brindará mayor confianza y facilidad para administrar tu dinero a largo plazo. ¡Investigá, googleá! Si lo que estás buscando es un plan financiero para alcanzar tus metas, también podés acudir a algún idóneo en fondos comunes de inversión, una de las alternativa más populares para los pequeños ahorristas, ya que ofrece la posibilidad de invertir en varios instrumentos, con el asesoramiento y la guía de expertos.
  • Cuentas claras
    Cancelá deudas, armá presupuestos y considerá el ahorro como un gasto. El primer paso hacia la libertad financiera se da con las cuentas claras. Si ya sabés cuáles son tus objetivos, lo mejor que podés hacer es comenzar con un listado de todos tus gastos y deudas. Esto incluye desde la cuota del cable hasta tu saldo en la tarjeta de crédito. Tener registro te ayudará a reducir gastos innecesarios y armar un plan de ahorro. Si realmente querés mejorar tus finanzas personales es muy importante destinarle unos minutos de tu tiempo y energía a actualizar tu presupuesto cada semana. Esto te ayudará a no gastar más de lo que ganas y a ver con claridad cuánto es posible ahorrar para alcanzar tus metas.
  • Invertir
    Ahorrar es invertir. Puede sonar contradictorio pero cuando ahorramos dinero, generalmente estamos postergando consumo hoy para poder hacerlo en un futuro. En ese sentido, una gestión financiera será exitosa si logramos capitalizar lo ahorrado para obtener beneficios y multiplicar nuestras tenencias; e invertir es la mejor manera de lograrlo. En rigor, invertir es la acción de destinar dinero a un activo y/o emprendimiento con la expectativa de obtener una ganancia a cambio. Cualquier gasto puede ser considerado inversión si tiene como fin obtener algún retorno. Hay muchas formas diferentes de hacerlo: puede ser en acciones, bonos, o bienes raíces, como también empezar un negocio propio. Para aquellos sin experiencia en el rubro, los Fondos Comunes de Inversión son la mejor opción, ya que ofrecen acompañamiento en el proceso, asesoramiento financiero y transparencia.
  • Diversificar
    ¿Alguna vez escuchaste el dicho: “Nunca pongas todos los huevos en una sola canasta”? Podríamos decir que esta frase es casi la “biblia” de los inversores, y está ligada directamente al concepto de diversificación, una de las herramientas más importantes en el mundo financiero. Se trata de una técnica que ayuda a reducir los riesgos al repartir las inversiones en varios instrumentos financieros en vez de solo uno. Su objetivo es maximizar los rendimientos al invertir en diferentes áreas que podrían reaccionar de diferente forma ante una misma situación. En este sentido, vale aclarar que alcanzar un gran nivel de diversificación en una cartera individual es sumamente complicado. La mejor manera de lograrlo es a través de fondos comunes de inversión.
  • Cuidarse del exceso de confianza
    Suele pasar que a medida que el inversor va ganando experiencia, tiende a sobrevalorar las capacidades propias en relación a las del resto. Un comportamiento típico es el de sobrestimar conocimientos y subestimar riesgos; o bien, todo lo contrario, temer las pérdidas más de lo que se disfrutan las ganancias. Todos estos sesgos cognitivos se engloban dentro de la ciencia denominada “Finanzas del comportamiento” (del inglés ‘Behavioral Finance’), lo que indefectiblemente nos hace volver a la importancia del punto 1: la educación. En líneas generales, una buena solución para el inversor impulsivo es aprender a resistir la tentación de creer que los datos e intuición propias son mejores que el resto, así como apegarse a reglas fijas y consultar fuentes neutrales.

 

El presente documento es propiedad de Criteria AN S.A. (“Criteria”), no pudiendo su contenido ser modificado, transmitido, copiado, y/o distribuido sin el consentimiento expreso de Criteria. El presente tiene un fin exclusivamente informativo y se ha basado en información proveniente de fuentes públicas, siendo que Criteria no ha verificado su veracidad, integridad y/o exactitud, ni ha sometido la misma a un proceso de auditoría. Consecuentemente, Criteria no efectúa declaración alguna, ni otorga garantía alguna, sobre la veracidad, integridad y/o exactitud de la información sobre la cual se basa este informe. Todas las opiniones y estimaciones aquí expresadas están sujetas a cambio sin previo aviso.
El presente no constituye asesoramiento en inversiones ni una invitación a la suscripción de determinados fondos comunes de inversión colocados por Criteria. Cualquier persona interesada en analizar y, en su caso, adquirir las cuotapartes de fondos comunes de inversión aquí descriptos, deberá consultar la información contenida en cada reglamento de gestión. La información aquí inserta ha sido confeccionada exclusivamente para la República Argentina, no debiendo interpretarse destinado a cualquier otra jurisdicción o territorio. Se advierte que parte de la información del presente documento está constituida por estimaciones futuras. Debido a riesgos e incertidumbres, los resultados reales o el desempeño de los fondos comunes de inversión podrían diferir significativamente de lo expresado en las estimaciones futuras. La información aquí contenida está sujeta a cambios y modificaciones y no puede ser considerada definitiva por aquellas personas que tomen conocimiento de ella. El receptor deberá basarse exclusivamente en su propia investigación, evaluación y juicio independiente para tomar una decisión relativa a la inversión en las cuotapartes de fondos comunes de inversión.
Criteria es un Agente de Liquidación y Compensación – Propio registrado bajo la matrícula n° 591 y Agente de Colocación y Distribución Integral de FCI registrado bajo la matrícula n° 22, en ambos casos de la CNV. Los rendimientos pasados son un indicador de gestión y no implican, bajo ningún concepto, promesas de rendimientos futuros. Las inversiones en cuotapartes de fondos comunes de inversión no constituyen depósitos en el agente de custodia de tales fondos a los fines de la Ley de Entidades Financieras ni cuentan con ninguna de las garantías que tales depósitos a la vista o a plazo puedan gozar de acuerdo a la legislación y reglamentación aplicables en materia de depósitos en entidades financieras. Asimismo el agente de custodia los fondos comunes de inversión se encuentra impedido por normas del
Banco Central de la República Argentina de asumir, tácita o expresamente, compromiso alguno en cuanto al mantenimiento, en cualquier momento, del valor del capital invertido, al rendimiento, al valor de rescate de las cuotapartes o al otorgamiento de liquidez a tal fin.