Claves para pagar menos impuestos al liquidar Ganancias

Como todos los años, el primer trimestre del año trae consigo un momento crucial para la economía familiar: la liquidación del impuesto a las ganancias. Y con ellas, las deducciones correspondientes que ayudan a reducir el número. 

Todos aquellos que se vieron afectados por la retención del Impuesto a las Ganancias durante el 2018 tendrán tiempo hasta el 31 de marzo para notificar a la AFIP sobre las deducciones anuales con el objetivo que estas se descuenten del impuesto y así pagar menos. En esa sintonía, el Gobierno anunció recientemente algunos cambios y a partir de este año se podrán deducir impuestos de seguros de vida o fondos de retiro, una iniciativa que surge con el objetivo de incentivar el ahorro y fortalecer la industria local del mercado de capitales.

Así, a través del decreto 59/2019, se actualizaron los montos máximos de los seguros de vida, de retiro y cuotapartes de fondos comunes de inversión con fines de retiro, que se puede deducir de la base imponible del impuesto a las Ganancias. Se trata de un incentivo fiscal largamente esperado por el sector asegurador. Para 2019, el beneficio fiscal será de $ 12.000, en 2020 de $ 18.000 y en 2021 de $ 24.000.

Esa información, que se llena a en el formulario F.572, también conocido como SiRADIG es necesaria para que los empleadores luego lleven adelante correcciones en las presentaciones finales en su rol de agentes de retención, para reintegrar o retener la diferencia del impuesto con los sueldos depositados en mayo.

A continuación, los puntos más importantes a tener en cuenta a la hora de armar la liquidación

– El impuesto a las ganancias aplica a partir de un sueldo promedio mensual de $38.300 durante 2018 (cifra que contempla el proporcional del pago de aguinaldo).

– Se puede deducir como cargo familiar a un cónyuge, siempre que el/la mismo/a tenga residencia en Argentina y sus ingresos no excedan los $66.917 anuales. En ese caso, se podrá deducir hasta $62.385 para todo 2018, según información del portal de la AFIP.

– Hijos. Otro cargo familiar que se puede deducir es los hijos, incluyendo hijastros, de hasta 18 años o que estén incapacitados para trabajar. A partir de 2018 solo uno de los padres podrá deducirlo por hasta $31.461 anuales. Una alternativa es que cada padre descuente un 50% en vez de que uno descuente el total de la carga familiar.

– Gastos médicos. Está permitido computar hasta el 40% de lo facturado por honorarios médicos y de auxiliares de la medicina, propios o de familiares a cargo. Existe otro límite que es hasta el 5% de la ganancia neta del año. No resultan deducibles los medicamentos.

– Alquileres. A quienes alquilen una propiedad para vivienda se les admite deducir el 40% del monto mensual abonado con un límite definitivo anual de $66.917. Es requisito indispensable que no sea propietario de ningún otro inmueble y que quien deduce sea el titular de la factura de alquiler.

– Seguro de vida o retiro. A partir del 2019 se incrementa el monto deducible a $12.000 anual que se empezará a indexar por inflación.

– Intereses de préstamos hipotecarios. Se podrá descontar un monto de $20.000 anuales. En el caso de que ambos cónyuges sean deudores del crédito, ese monto podrá aplicarse a ambos por separado hasta dicho límite. El capital no resulta posible considerarlo.

– Servicio doméstico. El tope anual también es $66.917. La empleada tiene que estar previamente registrada en la AFIP y quien la deduce debe ser el empleador. Para el tope se incluyen además las cargas sociales.

– Impuesto al débito y crédito bancario. Se podrá computar el 33% del total del cargo en la cuenta de los bancos a su nombre.

A partir de este año también entrará en efecto la aplicación de Ganancias a los ingresos generados por renta financiera como plazo fijo, bonos públicos y otros instrumentos financieros. La presentación de ese tributo será en junio en un formulario especial y se hará en conjunto con las declaraciones de Ganancias y Bienes Personales.

 

“Central de Fondos” es una plataforma provista por Criteria AN S.A. en su calidad de Agente de Colocación y Distribución Integral de Fondos Comunes de Inversión. Criteria AN S.A. es un Agente de liquidación y Compensación propio registrado en la Comisión Nacional de Valores (CNV) bajo el número 591 & ACyDI Nro 22. Número de agente en Bolsas y Mercados Argentinos (ByMA) #235 y en ROFEX agente #343. Todas las transacciones están sujetas al control de la CNV y de los mercados (ByMA y ROFEX).

5 ventajas de invertir en fondos comunes de inversión

Los fondos comunes de inversión ofrecen una gran cantidad de ventajas sobre otros activos y es por eso que en los países con mercados de capitales desarrollados tienen una gran popularidad. La variedad de oferta permite a los inversores invertir en distintos instrumentos según sus preferencias y modificar sus inversiones a medida que aumenta su experiencia y conocimiento. A continuación, 5 puntos clave de los FCI.

  1. Manejo profesional
    Al invertir en fondos se delega a un grupo de profesionales la tarea de decidir en qué invertir. Este equipo de expertos en inversiones tiene tres tareas principales: investigar los movimientos del mercado local e internacional para analizar cómo impactarán en los distintos instrumentos; definir la estrategia apropiada para los distintos fondos; y monitorear el minuto a minuto del mercado buscando oportunidades de precio. Como puede verse, estos profesionales cuentan con un alto grado de conocimiento y analizan una cantidad de información tan grande que el inversor individual no podría lograrlo sin su ayuda. Los honorarios de estos profesionales están incluidos dentro de los honorarios de administración de un fondo común de inversión.
  2. Diversificación
    El riesgo siempre estará presente cuando se trata de inversiones. Sin embargo, se puede reducirlo mediante la diversificación y es a través de los Fondos Comunes que el individuo logra hacerlo.
  3. Facilidad de acceso
    A diferencia de otros países del mundo, invertir en fondos comunes de inversión en Argentina no tienen gastos ni comisiones para comprar o vender. Los únicos dos honorarios de los FCI son los que se pagan a la sociedad gerente y a la sociedad depositaria y por lo general ya están descontados del precio.
  4. Simplicidad
    Para constituir un fondo común de inversión solo es preciso abrir una cuenta comitente de FCI, girar el dinero y enviar la orden de suscripción, lo cual se realiza de manera sencilla y online. Esta tenencia no tiene vencimiento, por lo cual no es necesario estar pendiente de la renovación. Además, el dinero puede retirarse total o parcialmente en el momento que uno quiera.
  5. Transparencia
    Los fondos comunes están regulados por la Ley 24.083 y como forman parte del Mercado de Valores, están supervisados y controlados por la Comisión Nacional de Valores (CNV). La CNV realiza inspecciones y auditorías permanentes para asegurar el cumplimiento de la ley y el reglamento de gestión particular de cada FCI.

El presente documento es propiedad de Criteria AN S.A. (“Criteria”), no pudiendo su contenido ser modificado, transmitido, copiado, y/o distribuido sin el consentimiento expreso de Criteria. El presente tiene un fin exclusivamente informativo y se ha basado en información proveniente de fuentes públicas, siendo que Criteria no ha verificado su veracidad, integridad y/o exactitud, ni ha sometido la misma a un proceso de auditoría. Consecuentemente, Criteria no efectúa declaración alguna, ni otorga garantía alguna, sobre la veracidad, integridad y/o exactitud de la información sobre la cual se basa este informe. Todas las opiniones y estimaciones aquí expresadas están sujetas a cambio sin previo aviso.
El presente no constituye asesoramiento en inversiones ni una invitación a la suscripción de determinados fondos comunes de inversión colocados por Criteria. Cualquier persona interesada en analizar y, en su caso, adquirir las cuotapartes de fondos comunes de inversión aquí descriptos, deberá consultar la información contenida en cada reglamento de gestión. La información aquí inserta ha sido confeccionada exclusivamente para la República Argentina, no debiendo interpretarse destinado a cualquier otra jurisdicción o territorio. Se advierte que parte de la información del presente documento está constituida por estimaciones futuras. Debido a riesgos e incertidumbres, los resultados reales o el desempeño de los fondos comunes de inversión podrían diferir significativamente de lo expresado en las estimaciones futuras. La información aquí contenida está sujeta a cambios y modificaciones y no puede ser considerada definitiva por aquellas personas que tomen conocimiento de ella. El receptor deberá basarse exclusivamente en su propia investigación, evaluación y juicio independiente para tomar una decisión relativa a la inversión en las cuotapartes de fondos comunes de inversión.
Criteria es un Agente de Liquidación y Compensación – Propio registrado bajo la matrícula n° 591 y Agente de Colocación y Distribución Integral de FCI registrado bajo la matrícula n° 22, en ambos casos de la CNV. Los rendimientos pasados son un indicador de gestión y no implican, bajo ningún concepto, promesas de rendimientos futuros. Las inversiones en cuotapartes de fondos comunes de inversión no constituyen depósitos en el agente de custodia de tales fondos a los fines de la Ley de Entidades Financieras ni cuentan con ninguna de las garantías que tales depósitos a la vista o a plazo puedan gozar de acuerdo a la legislación y reglamentación aplicables en materia de depósitos en entidades financieras. Asimismo el agente de custodia los fondos comunes de inversión se encuentra impedido por normas del
Banco Central de la República Argentina de asumir, tácita o expresamente, compromiso alguno en cuanto al mantenimiento, en cualquier momento, del valor del capital invertido, al rendimiento, al valor de rescate de las cuotapartes o al otorgamiento de liquidez a tal fin.